Category Uncategorized

China tiene un plan para acabar con la sequía en la provincia de Sichuan: lanzar dos drones que creen nubes de lluvia en el cielo. De este modo, pretenden solventar la falta de producción de energía que ha interrumpido las cadenas de suministro de varias empresas, entre las que se encuentran Apple y Tesla.

La Administración Meteorológica del país anunció recientemente que el pasado jueves 25 de agosto por la mañana había lanzado drones en el norte y sureste de Sichuan. Los vehículos aéreos no tripulados cubrieron un área de 6.000 kilómetros cuadrados con operaciones que se realizaron hasta el día lunes. 

Para crear la lluvia, los drones dejan caer un agente formador de hielo, como podría ser el yoduro de plata, en una nube que ya de por sí tiene humedad. De este modo, las gotas de lluvia se juntan alrededor del agente hasta ganar el suficiente peso como para tener que caer sobre la provincia.

Esta no es la primera vez que China utiliza la tecnología para modificar el clima a su antojo. Según Bloomberg, el país ha echado mano de herramientas creadas por el ser humano para "regar campos de cultivo y enfriar ciudades abrasadoras y asegurarse de que los cielos estaban despejados para eventos como los Juegos Olímpicos". 

La sequía en China

Algunas provincias chinas, como la mencionada Sichuan o Chongqing, han sufrido en los últimos meses cortes de energía en plantas industriales y en hogares. Esto ha sido provocado por la sequía y las altas temperaturas que está habiendo en varias zonas de China que ha supuesto un incremento del uso del aire acondicionado y que se agoten las reservas de energía hidroeléctrica.

Los cortes de electricidad de Sichuan estaban programados para terminar el viernes, sin embargo, varias empresas como Honda Motor o Sichuan Lutianhua avisaron de que permanecerían cerradas por el calor y la sequía.

Esta situación justifica que el Gobierno chino haya tenido que tomar medidas y tener que crear su propia lluvia con drones.

Fuente: 20minutos