Category Uncategorized

El nearshoring, el proyecto de la Laguna de Cuyutlán y el ferropuerto permitirán al puerto de Manzanillo atraer más inversión, pero también posicionar al país como una plataforma continental.

“Para que seamos clave para ser esa plataforma no es lo que se haga a nivel país sino hacia todo el continente. Hay países como Perú que están trabajando para convertirse en esa plataforma, ser esa sucursal para los países en Asia, sin embargo, a nosotros algo que nos ha ayudado es el nearshoring”, dijo Sergio Quiñones Rosales, vicepresidente de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (Anierm).

Durante el webinar Manzanillo, clave para convertir a México en Plataforma Continental, organizado por la Asociación Mexicana de Transporte Intermodal (AMTI), recordó que desde 2013 se busca que el país sea “la sucursal de Asia”.

Por ello, desde el sexenio de Felipe Calderón se llevaron a cabo inversiones en carreteras, ferrocarriles, aeropuertos y puertos por 25 mil 390 millones de dólares, posteriormente con el expresidente Enrique Peña Nieto el capital destinado para dichos rubros se duplicó.

“En este sexenio no se ha logrado definir, sin embargo, con las cámaras empresariales le estamos apostando e insistiendo en que sí se le invierta en estos rubros. Por ejemplo, el año pasado vino el presidente y nos dijo que Cuyutlán no iba, pero en este año por parte de la gobernadora se nos dijo que si va y será anunciado en 2023”, expuso.

Explicó que este proyecto es importante para el puerto ya que se tiene una capacidad de mil 400 hectáreas contra las 437 hectáreas que tiene actualmente. Además, cuando Contecon concluya su fase 3 de crecimiento se tendrá una capacidad de 4.5 millones de TEU (contenedores de 20 pies). Adelantó que en este año el puerto de Manzanillo manejará 3.6 millones de TEU.

Reiteró que dicha obra permitirá que esta infraestructura portuaria cuente con un calado de 18 metros de profundidad, con ello se podrá recibir a barcos con una capacidad de 18 mil o 20 mil TEU.

“Proyectar Laguna de Cuyutlán nos lleva a que se creen grandes parques industriales como los que hay en el norte del país. ¿Qué se busca con el gobierno de Michoacán, Colima, Jalisco y Nayarit?, que las empresas de Asia que quieran instalarse en el país no solo lo hagan en el norte o centro, así como que su logística sea eficiente como en su región y para ello vamos a desarrollar nuestro puerto-ciudad. Que sus mercancías lleguen a este puerto para que desde acá se exporten para evitar que se encarezca la logística”, precisó.

En cuanto al nearshoring, detalló que se debe continuar aprovechando este esquema por ser el vecino principal de Estados Unidos y en donde México ha levantado la mano para que varias empresas trasladen ciertos procesos al país.

De igual manera, comentó que en Manzanillo se cuenta con la evolución del IMMEX a Recintos Fiscalizados Estratégicos (RFE), así como con esquemas como el Puerto Inteligente y Seguro (PIS), despacho por horas y servicios extraordinarios por parte de la aduana.

Por último, mencionó el Ferropuerto, proyecto con el que se contará con un stock de vagones y será el primer puerto del país en contar con este tipo de servicios.

“Con todo lo anterior, vamos a tener una mayor atracción en la inversión, mejorar la infraestructura, incremento en el flujo de mercancías, creación de clústeres, mayor especialización, un aumento en la producción hecho en México para América”, dijo.

Fuente: T21