Category Uncategorized

Los esfuerzos nacionales durante los últimos 10 años han brindado al pueblo chino un aumento sustancial tanto en la cantidad como en la calidad de las viviendas, así como mejoras en los entornos urbano y rural, junto con el desarrollo constante de las industrias afines.

Decidido a proporcionar a todos en China un techo sobre sus cabezas, en la última década el país invirtió un récord de 14.8 billones de yuanes (unos 2.14 billones de dólares) en viviendas asequibles, ayudando a asentar a más de 140 millones de personas en nuevos hogares, dijo Jiang Wanrong, viceministro de Vivienda y Desarrollo Urbano-Rural, en una conferencia de prensa el miércoles.

Con el mismo fin, desde el año pasado China puso a disposición 3.3 millones de viviendas de alquiler asequibles para jóvenes urbanitas, gracias a lo cual más de 38 millones de residentes urbanos de bajos ingresos habían podido mudarse a viviendas públicas de alquiler para el final de 2021, agregó Jiang.

El fondo para la provisión de la vivienda, establecido en 1991 para recaudar dineros tendientes a ayudar a la fuerza laboral del país a comprar casas, amplió su cobertura de 102 millones de personas a 164 millones durante la década, e incluye ahora a más de un millón de personas con empleos flexibles, según datos oficiales.

COMODIDAD Y CONVENIENCIA

China se está adaptando activamente a la demanda de vivienda de la gente, que ahora gira cada vez más hacia la comodidad y la conveniencia.

El país comenzó a renovar 163,000 comunidades residenciales urbanas antiguas durante la última década en beneficio de 28 millones de hogares, mientras que 150 millones de personas ahora viven en ciudades con sistemas de clasificación de desechos, de acuerdo con Li Xiaolong, funcionario del Ministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano-Rural.

El entorno urbano ha mejorado, y ahora hay agua de mejor calidad y espacios más verdes. El año pasado, los espacios verdes representaron el 38.7 por ciento de las áreas metropolitanas, mientras que la cobertura per cápita de los parques urbanos en toda China promedió los 14.87 metros cuadrados, destacó Jiang.

Como parte del esfuerzo por hacer que las áreas rurales sean más agradables, alrededor de 23.4 millones de hogares que alguna vez vivieron por debajo del umbral de la pobreza pudieron mudarse a residencias seguras durante el período en cuestión, conforme a datos oficiales.

Para celebrar el rico legado histórico del país en las zonas rurales, 6,819 aldeas recibieron un estatus de conservación especial, mientras que alrededor de 520,000 edificios rurales históricos han sido protegidos.

PROGRESO INDUSTRIAL

La mejora de las condiciones residenciales en China durante la última década ha abierto oportunidades comerciales para industrias relevantes, como la inmobiliaria y la construcción.

Siguiendo el principio de que "las casas son para vivir, no para especular", China ha buscado un desarrollo sólido y constante del sector inmobiliario en la última década, subrayó Jiang.

El sector vendió un total de 13,230 millones de metros cuadrados de viviendas comerciales durante el lapso citado, 2.2 veces más que en la década anterior, y con mejor calidad de construcción y más comodidades, añadió.

La industria de la construcción también logró avances, con una producción total de 29.3 billones de yuanes en el año pasado, 2.1 veces la de 2012. También en el año pasado, el sector creó más de 50 millones de empleos y contribuyó con el 7 por ciento del producto interno bruto del país.

Una serie de proyectos emblemáticos completados a lo largo de los últimos diez años, incluido el Aeropuerto Internacional Daxing de Beijing y el Puente Hong Kong-Zhuhai-Macao, son piedras angulares de la construcción de calidad de China, puntualizó Li Rusheng, ingeniero jefe del ministerio.

Fuente: Xinhua Español