En la concurrida ruta Transpacífico, la tarifa de un contenedor de 40 pies se redujo en casi US$1.000 la semana pasada, hasta los US$11.173, un descenso del 8,2% con respecto a la semana anterior que supuso la mayor caída semanal desde marzo de 2020, según Drewry. Otro indicador, Freightos, que incluye las primas y los recargos, mostró una caída de casi el 11% hasta los US$16.004, el cuarto descenso consecutivo, reporta Bloomberg.

Judah Levine, jefe del grupo de investigación de Freightos, basado en Hong Kong, dijo que la reciente debilidad podría reflejar una producción más lenta en China durante sus vacaciones de la Golden Week, junto con el impacto de las restricciones energética que afectó a algunas regiones.

"Es posible que una cierta reducción de la oferta disponible esté frenando la demanda de contenedores y liberando parte de la capacidad adicional que las líneas navieras han añadido durante la temporada alta", dijo. "También es posible que -con los retrasos oceánicos que hacen cada vez más improbable que los envíos que aún no se mueven lleguen a tiempo para las vacaciones [del hemisferio norte]- la caída de los precios también muestre que el peak de la temporada alta ha quedado atrás".

Tarifas aún son altas

Pese a estas reducciones el transporte marítimo sigue siendo varias veces más caro que antes de la pandemia, y las tarifas de la carga aérea también siguen siendo elevadas. Así que no hay seguridad si estos últimos descensos de los costos de transporte marítimo mundial marcarán el comienzo de una meseta, un giro estacional a la baja o el inicio de una corrección más pronunciada.

Pero los inversores están tomando nota: Las acciones de las líneas de contenedores del mundo -desde las más grandes, como Maersk y Hapag-Lloyd, hasta las más pequeñas, como Zim y Matson- han caído en los últimos días desde los máximos históricos alcanzados en septiembre.

Y continúa la congestión

Lo que definitivamente no ha terminado es el atasco de buques fuera de los puertos de Los Ángeles y Long Beach, donde 60 buques esperaban un atraque para descargar a última hora del domingo. La espera media es ahora de más de 11 días, frente a un máximo de unos ocho días en abril. Por este motivo Bloomberg Intelligence no estima que el mercado esté en presencia del inicio de una tendencia a la baja.

Tal vez esa apreciación pueda haberse concretado en las últimas cifras del Índice de Carga de Contenedores de Shanghái (SCFI, según sus siglas en inglés), que muestra la media actual del flete por vía marítima, alcanzó un récord de 4.647,6 puntos el viernes 8 de octubre, 3,2 veces más que un año antes. Observadores de la industria dijeron que es probable que los costos de los fletes sigan siendo altos debido a la fuerte demanda.

Fletes aéreos

El costo medio del flete en la ruta de referencia Hong Kong-Estados Unidos se situó en US$9,74/Kg el domingo 10 de octubre, según el índice TAC de carga aérea de Hong Kong. El monto rompió el récord anterior de US$8,7, registrado en mayo, lo que representa un salto del 80%, en comparación con septiembre del año pasado.

Los costos de envíos aéreos han aumentado desde marzo de 2020, ya que las aerolíneas suspendieron o redujeron el número de sus vuelos. La caída llevó a menos carga en la bodega de equipaje de los aviones, considerando que el espacio sobrante en los aviones de pasajeros se usa para transportar cargamento, la cual representa entre el 40 y 50 por ciento de la carga aérea total del país.

Fuente: Mundo Marítimo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *