Category China, Inversión

Beijing, 04/01/2021 (El Pueblo en Línea) -La intención de China de adherirse al Acuerdo Integral y Progresista para la Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés) indica su firme determinación de profundizar la reforma y la apertura, afirmaron los analistas. Y añadieron que la conclusión de las negociaciones sobre un acuerdo global sobre inversiones entre China y la Unión Europea podría marcar un paso de avance hacia la adhesión china al CPTPP.

Después de haber firmado a mediados de noviembre la Asociación Económica Integral Regional con 14 naciones, el gigante asiático ha mantenido una actitud abierta a favor del CPTPP, firmado en el 2018 por 11 países de la región Asia-Pacífico.

La Conferencia de Trabajo Económico Central de China subrayó la necesidad de considerar activamente la adhesión al CPTPP como parte de los esfuerzos para avanzar en la reforma y la apertura en todos los ámbitos.

El presidente Xi Jinping también lo indicó durante la 27 Reunión de Líderes Económicos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, celebrada el 20 de noviembre mediante video enlace. El interés de China en unirse al acuerdo comercial se anunció en mayo, cuando el primer ministro Li Keqiang celebró una conferencia de prensa posterior a la clausura de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional.

Cui Fan, profesora de comercio internacional de la Universidad de Negocios Internacionales y Economía de Beijing, considera que la conclusión de las negociaciones sobre el acuerdo de inversión entre China y la UE podría acercar el CPTPP a China porque el acuerdo con la UE abarca disposiciones que también defiende el CPTPP, incluidas las cuestiones de derechos laborales y el comportamiento de las empresas de propiedad estatal.

"Demuestra que China ha adoptado una postura flexible para las negociaciones en aquellas áreas que se adhieren a los principios del mercado y una filosofía centrada en el bienestar de las personas", señaló. Y agregó que la posible adhesión al CPTPP coincidiría con los intereses de desarrollos nacionales, vinculados al rápido crecimiento económico de China y sus estrechos lazos económicos y comerciales con las economías de Asia-Pacífico. Sin embargo, algunas disposiciones del pacto comercial plantean desafíos.

"Ayudará a China a mantener el diálogo y las consultas con sus asociados, a crear consenso y a trabajar para establecer una zona de libre comercio Asia-Pacífico", detalló Cui.

Wang Huiyao, presidente del Centro Chino para la Globalización, también visualiza que un alcance del acuerdo de inversión entre China y la UE proporcionará un fuerte impulso para la adhesión china al CPTPP.

“Entrar al CPTPP significaría que China debe adoptar prácticas de conformidad con las normas internacionales en materia de contratación pública, subvenciones, comportamiento de las empresas de valores comerciales y mano de obra”, recalcó.

"Después del acuerdo de inversión con la UE, China elevará sus normas en múltiples áreas y llevará a cabo reformas en una serie de sectores que no sintonizan con las prácticas internacionales. Esta dinámica ayudará a que China se una al CPTPP", auguró el especialista chino.

“El perfeccionamiento en la protección de los derechos de propiedad intelectual, incluida la aplicación de la Ley de Inversiones Extranjeras y la primera fase del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China también sentarán una sólida base”, destacó Wang.

"Si China se une al pacto, tendría una gran importancia, tanto para el país como para el mundo, ya que la adhesión a la Organización Mundial del Comercio ocurrió hace casi 20 años".

Después de la firma del RCEP, en noviembre y diciembre el Consejo de Estado de China celebró dos reuniones ejecutivas, estableciendo una serie de medidas de reforma interna para aplicar los acuerdos esbozados dentro del mayor acuerdo comercial del mundo.

Como parte de los esfuerzos para aplicar el RCEP, China seguirá aperturando los sectores de servicios en investigación y desarrollo, consultoría y gestión y servicios relacionados con el sector manufacturero y la atención de la tercera edad, y aplicará normas más elevadas en materia de protección de la propiedad intelectual y comercio electrónico.

Las declaraciones de los dirigentes de China sobre la adhesión al CPTPP son un indicador de la firme determinación del país para profundizar la reforma y hacer avanzar la apertura, considera Su Qingyi, investigadora sobre economía y política mundial de la Academia de Ciencias Sociales de China.

"La adhesión del CPTPP, al igual que al RCEP, estimulará aún más la reforma interna y abrirá más el país a la inversión extranjera. También permitirá a la nación fijar sus ojos para reducir brechas en las normas globales de áreas como los bienes, los servicios y la inversión", insistió.

El CPTPP podría ser el pacto de libre comercio con los más altos estándares de los próximos 15 a 20 años. Y cabe destacar que la mayoría de sus reglas están en consonancia con la dirección de la reforma y la apertura de China.

"A largo plazo, China debería considerar la adhesión al CPTPP como una prioridad política", dijo.

Liu Ying, investigador del Instituto Chongyang de Estudios Financieros de la Universidad Renmin de China, precisó que unirse al CPTPP sería un paso importante para fomentar el nuevo paradigma de desarrollo en el que el mercado interno sea el pilar y los mercados nacionales e internacionales se refuerzan mutuamente.

Dado que el CPTPP abarca un mosaico de disposiciones, el país debe seguir adelante con la reforma general de las empresas y adaptarse a los marcos multilaterales de las reglas comerciales.

Un informe publicado el 23 de diciembre por el Banco Mundial puso de relieve lo importante que es para China poder unirse al CPTPP, acuerdo que "podría proporcionar un ancla para reformas adicionales, como lo hizo la adhesión de China a la OMC hace casi 20 años".

Fuente: spanish.people.cn