Category Logística

Según la Organización Marítima Internacional, el transporte marítimo es esencial para la economía mundial, ya que más del 90% del comercio mundial se realiza por mar siendo la forma más rentable de transportar mercancías y materias primas en grandes cantidades por todo el mundo.

En agosto pasado, la temporada alta de fletes comenzó igual que los años anteriores, sin embargo, gracias a la pandemia este año es diferente. Si bien sabemos que durante estos meses los precios suben y la capacidad se reduce, el coronavirus ha dificultado el transporte de mercancías por el mundo.

Impacto de Covid-19 en la sector logístico mundial. 

Según Statista, se espera que el mercado mundial de transporte de carga se contraiga un 7,5% en el peor de los casos en 2020 en comparación con 2019. En un escenario de impacto severo, se espera que las rutas de América del Norte, Asia Pacífico y mundiales se contraigan un 12,1%, 5,7 % y 2,3% respectivamente en 2020 en comparación con el año anterior. Los volúmenes totales de contenedores manejados en los puertos chinos cayeron un 10,1% en los primeros meses de 2020.

Agility Logistics menciona que debido a los volúmenes reducidos, como resultado de la rápida propagación del Coronavirus y el correspondiente colapso de la demanda en numerosos mercados clave, las navieras han reaccionado sacando capacidad en forma de espacios en blanco adicionales navegando y eliminando rutas completas, reduciendo el total capacidad en un 50% + en algunas operaciones de gran volumen.

Las disrupciones en la cadena de suministro y los bloqueos afectan a las empresas de logística. Las limitaciones operativas provocan retrasos en las entregas, congestión y tarifas de flete más altas.

Matt Leonard, editor asociado de Supply Chain Dive, menciona que en junio pasado, las empresas comenzaron a importar más mercancía a medida que se comenzaron a observar acciones que propiciaban la reapertura de las economías. Esta ola de importaciones golpeó un mercado de carga con mucha capacidad fuera de circulación y las tarifas se dispararon. Esto también podría ser un problema para la temporada alta si el volumen supera la capacidad de la línea de contenedores.

A finales de julio, el director ejecutivo de Sea-Intelligence, Alan Murphy, comentó en un comunicado: “… en la ruta de Asia y la Costa Oeste de Norteamérica, los transportistas han cancelado 30 viajes previamente anunciados para el tercer trimestre. Desde la semana 29 en adelante, prácticamente no hay viajes cancelados programados en la ruta comercial … teniendo un crecimiento de la capacidad con respecto al año pasado que sugiere que las navieras ya no consideran al Coronavirus un desafío tan grande.”

Tarifas de flete marítimo para las exportaciones de Asia Pacífico: perspectivas del mercado para septiembre de 2020.[1] 

Europa. Las navieras planean una nueva ronda de aumentos de tarifas para septiembre. Se ha agregado capacidad adicional a través de cargadores adicionales para equilibrar la oferta y la demanda. El espacio es extremadamente reducido y las tarifas siguen aumentando.

Norteamérica. Los niveles de ocupación en septiembre están en un nivel récord. A pesar de la cancelación de los viajes en blanco por parte de las navieras e incluso la introducción de nueva capacidad, los barcos continúan llenos debido a la fuerte demanda. Se espera otra ronda de GRI / PSS a mediados de septiembre, ya que los operadores anticipan una sobrecarga de trabajo antes de la semana nacional en China (01 al 07 de octubre).

América latina. La demanda se ha recuperado desde principios de agosto y actualmente supera la capacidad del mercado, siendo la Costa Este de Sudamérica (CESA) más afectada. El espacio ya está lleno y funcionando para la primera quincena de septiembre y se espera que la situación persista durante todo el mes. En CESA, las navieras están imponiendo un cargo adicional de USD 300 / Cntr PSS.

Medio Oriente y África del Norte. Las regiones del Medio Oriente y el Golfo continúan con la situación de espacio reducido. África occidental mantiene una utilización saludable sin aumento de volúmenes. El sur y este del continente africano están mostrando un fuerte aumento de volumen. Las navieras han comenzado a implementar aumentos de tarifas y cargos extras por temporada alta desde mediados de agosto hasta septiembre.

¿Qué pueden hacer los compradores internacionales ante esta situación?

El sector logístico es diverso por lo que las perspectivas de recuperación variarán dependiendo de la duración de las cuarentenas en los distintos países y la duración de la crisis económica posterior, sin embargo, como emprendedor o empresa multinacional, puede implementar una serie de estrategias dentro de su organización para evitar cargos adicionales durante su proyecto internacional de compra:

Visibilidad para la toma de decisiones. Es recomendable que su empresa mantenga una vía de comunicación constante con sus agentes navieros y agentes de carga para que éstos le mantengan informado sobre cambios de itinerarios, cancelaciones, disponibilidad de espacios, y de las actualizaciones en los tiempos de tránsito. Los agentes navieros y agentes de carga son su aliado estratégico en la coordinación logística de sus operaciones y por consiguiente, las actualizaciones y comunicación constante le permitirá planificar sus tiempos y acciones a tomar. 

Flexibilidad y adaptabilidad. Se sugiere que su empresa clasifique por orden de importancia los embarques con su mercancía  para ponderar las tarifas de los fletes con la garantía de espacio de las navieras.  Es común que muchas empresas cuenten con contratos o tarifas pactadas por plazos con sus agentes logísticos, sin embargo, estos acuerdos/contratos NO están siendo cumplidos debido a la escasez de espacios. Es por esto que es importante mantener una postura flexible ante las actuales condiciones de mercado. 

Elimine costos adicionales y optimice sus operaciones para una logística eficaz. Derivado de la falta de contenedores, las líneas navieras han realizado un creciente numero de cobros de depósitos en garantía por los contenedores que arriendan. La supervisión de carga de contenedores además de proporcionar al importador una completa visibilidad de las condiciones de carga de sus productos en materia de cumplimiento de especificaciones comerciales (producto y cantidad), también representa una herramienta de control que le permite verificar desde origen las condiciones físicas de los contenedores y de esta forma detectar daños o averías que presentan los contenedores desde que están listos para su carga. 

[1] https://www.dhl.com/content/dam/dhl/global/dhl-global-forwarding/documents/pdf/glo-dgf-ocean-market-update.pdf