El costo de los bienes que salen de las fábricas de China superó otro récord el mes pasado, y cada vez hay más señales de que los consumidores empiezan a sentir el impacto.

El índice de precios al productor aumentó un 13,5% en octubre con respecto a hace un año, trepando desde el 10,7% de septiembre, según informó el miércoles la Oficina Nacional de Estadísticas de China. El aumento del mes pasado fue el más rápido desde que el gobierno comenzó a publicar estos datos a mediados de los años 90, según Eikon Refinitiv.

Y ahora parece que los costos más elevados se están filtrando hacia abajo. El índice de precios al consumo de China subió un 1,5% en octubre con respecto a hace un año, el doble que el mes anterior y el ritmo de aumento más rápido desde septiembre de 2020.

Preocupación por el traspaso de precios al consumidor

"Nos preocupa el traspaso de los precios de producción a los precios de consumo", dijo Zhiwei Zhang, economista jefe de Pinpoint Asset Management, con sede en Hong Kong. "Las empresas habían logrado utilizar sus inventarios de insumos como un amortiguador para evitar trasladar los costos más altos a sus clientes, pero sus inventarios se han agotado".

Octubre marca la primera vez que la inflación al consumo repunta en cinco meses. La tasa había disminuido gradualmente desde mayo. Pero el aumento de las facturas de electricidad y las interrupciones en la cadena de suministro de alimentos han comenzado a avivar los precios.

La semana pasada, el Ministerio de Comercio de China emitió un aviso en el que ordenaba a los gobiernos locales que alentaran a las familias a abastecerse de alimentos y otros artículos de primera necesidad, ya que el mal tiempo, la escasez de energía y las restricciones de covid-19 amenazaban con interrumpir los suministros. La repentina advertencia provocó compras de pánico entre el público y una frenética especulación en Internet.

Las autoridades atribuyeron el aumento de la inflación en los precios al consumidor al incremento de los costos de las verduras y el combustible.

El impacto del aumento de combustible

Los precios de las hortalizas se dispararon un 16% en octubre, principalmente debido a las fuertes lluvias y al aumento de los costos de transporte, según una declaración de Dong Lijuan, estadístico senior de la NBS. El clima extremo ha perjudicado a las cosechas, y las autoridades han reconocido que el coste del transporte entre regiones podría aumentar debido a las estrictas medidas destinadas a contener los brotes de covid-19.

Los precios de la gasolina y el diésel subieron más de un 30%, según Dong.

La actual escasez de energía fue también el principal factor que contribuyó al aumento de la inflación de los precios de producción, ya que el coste de la extracción y el procesamiento del carbón ha subido.

La segunda economía del mundo ya está creciendo al ritmo más lento en un año, a medida que los problemas energéticos, las interrupciones en el transporte marítimo y el agravamiento de la crisis inmobiliaria hacen mella.

El aumento de la inflación en el país también está provocando preocupación en todo el mundo. El aumento de la inflación de los productores está "alimentando la presión al alza sobre la inflación mundial", teniendo en cuenta el papel de China como fábrica del mundo y su importancia en la cadena de suministro mundial, según Ken Cheung, estratega jefe de divisas de Asia del Banco Mizuho.

La inflación de los productores también puede seguir siendo alta "durante un tiempo, probablemente hasta el invierno", dijo Jing Liu, economista senior de HSBC para la Gran China. Añadió que los precios de la energía también pueden seguir subiendo, y que se espera que la inflación de precios de los consumidores pueda seguir repuntando.

Fuente: CNN Español

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *