Productos de fundición, textiles y algunos otros componentes se sumarán al desabasto de microprocesadores y demás insumos y productos que vienen a México desde China, debido a la crisis energética que está padeciendo el país asiático, la cual está propiciando el paro técnico de diversas plantas.

Las industrias en México ya empiezan a encender los focos rojos porque están recibiendo información de que las políticas chinas están obligando de manera repentina a reducir en determinado porcentaje el consumo de electricidad, a cerrar por algunos días e incluso de forma total.

"Recientemente se requirió el cierre de más y más plantas de acuerdo con la política (china) de controles duales nacionales del consumo de energía para controlar el consumo total de energía y la intensidad energética", señaló vía correo electrónico un proveedor chino a un directivo de una empresa extranjera ubicada en Monterrey.

"¡Ésta es una política nacional y ejecutada por cada provincia! Es una política repentina, muchas plantas no conocían esta política hasta que se les pidió que cerraran con algunas horas de anticipación".

Arturo Rangel, vicepresidente del sector automotriz de la Canacintra, refirió que la crisis energética en China vendrá a complicar el desabasto de insumos y la logística del mundo... y de las industrias en México.

"La crisis de los contenedores, las restricciones del tema del Covid en China y ahora lo que también se está desatando es una especie de crisis energética, por lo que el Gobierno está obligando a cerrar plantas, y no sólo de la periferia, sino de las zonas industriales muy importantes.

"Con el cierre de días y semanas de las plantas productivas, significa que no va a haber materiales para enviar", advirtió.

Alberto Garza, miembro del Comité de Suministros del Cluster de Electrodomésticos (Clelac), refirió que si bien los cortes energéticos en China ya se habían dado en años anteriores, ahora la situación es complicada por los otros problemas derivados por la pandemia.

"Están empezando a tener paros técnicos, por lo que estamos monitoreando con algunos proveedores que tenemos allá para apurar más algunas transferencias (de insumos) y, al miso tiempo, estamos buscando proveedores alternativos.

"Esta situación es agravante porque viene el fin de año, luego el año chino. Con esto ya estamos desde hace como un mes, por ello empezamos a apurar muchas cosas".

Al mismo tiempo, medios de comunicación en India, otro proveedor de insumos global, empiezan a dar a conocer que ese país se enfrenta a una escasez de carbón de proporciones épicas, que amenaza con cambiar toda la situación energética.

Fuente: Reforma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.